¡¡TU DÍA ES HOY!!

DECÍDETE A DAR EL PASO

El lenguaje es generativo

La Ontología del lenguaje maneja un segundo postulado: Interpretamos al lenguaje como generativo.

Al ser el ser humano un ser que vive en y por el lenguaje, podemos afirmar que este mismo lenguaje es considerado como un instrumento para poder describir el mundo que se percibe, es decir, hablamos del mundo exterior; de igual manera, poder expresar lo que se piensa y se siente, haciendo referencia a un mundo interior. Por ello, a lo largo de la historia del ser humano se llega a considerar que la realidad estaba antes del lenguaje y éste solo se limitaba a dar cuenta de la misma, porque se suponía que permite hablar sobre las cosas.

El segundo postulado da un paso más al respecto, ya que llega a reconocer que no solo se habla sobre las cosas, sino que se considera que hace que las cosas sucedan, de ahí que se diga que el lenguaje es generativo. Al afirmar que es generativo nos referimos a que la realidad no siempre precede al lenguaje sino que la crea generando un nuevo ser. Podemos citar el ejemplo que dio origen a la exploración lunar, se dijo que se haría posible llevar al hombre a la luna y traerlo de regreso con vida, esto era algo que no existía, una realidad inexistente, pero por medio del lenguaje se hizo posible. Se generó un nuevo ser de la persona humana: el ser del astronauta o viajero espacial en quienes participaron en esa misión.

10394530_10154706754730285_2373946070887785626_nEstamos hablando de que todo está dentro de uno de los tres dominios: Lenguaje. Cuando algo que consideramos una realidad externa existe para el ser humano se considera que sigue en lo lingüístico; ya que se convierte en parte de nuestra vida deja de ser externa y la incluimos en nuestro lenguaje. Por lo tanto, no podemos sostener que aquello de lo que se habla no existe. Otro ejemplo, las lunas en Marte existen pero en muchos de los que fuimos educados antes de que se descubrieran las podríamos haber considerado de una forma lingüística (teoría, enunciados, proposiciones…) pero una vez consideradas y comprobadas reales pasan a ser ya parte de nuestro lenguaje cuando podemos estar hablando de Marte.

Otro punto que surge al hablar del lenguaje como algo generativo es que el lenguaje es acción, todo lo que manifestemos o digamos nos lleva a actuar en aquello que se dijo; se podría decir, nos lleva a asumir la responsabilidad de lo que se dijo para que cambiemos la dirección de las situaciones para que ocurran. Volvamos al ejemplo de los viajes a la luna, se dijo algo y se movieron muchas direcciones de las situaciones implicadas hasta que se generó el primer viaje de ida y vuelta completo. Con ello somos parte de estar en continuo avance de las ciencias y de muchas otras situaciones.

Todo esto de que el lenguaje que es acción y que cambia la dirección o curso de las cosas para que se generan, esto implica una adecuada construcción lingüística para poder que se haga acción. En esto de la construcción lingüística entran en juego dos manera de hacerlas:

  • Como las relacionemos entre sí.
  • De acuerdo al tipo de juegos de lenguaje con los que operamos en el contexto donde emergen.

Cfr. Rafael Echeverría, Ontología del Lenguaje

Please follow and like us:

¿Te gustó mi sitio? Por favor ¡Compártelo!