¡¡TU DÍA ES HOY!!

DECÍDETE A DAR EL PASO

El ser humano se crea a sí mismo en el lenguaje y a través de él

Un tercer postulado de la Ontología del Lenguaje: Interpretamos que los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje y a través de él.

Este postulado es algo complicado porque más de alguno podría pensar que va en contra de su forma de pensar o de ser; pero se hará un buen esfuerzo en explicarlo de la manera más sencilla.

Normalmente se piensa que todo ser humano nace con una forma de ser que, por lo general, llamamos alma, pero aunado a este punto de vista podemos pensar que la vida nos llevará al descubrimiento de quiénes somos realmente. Sin embargo, siguiendo lo que la Ontología del Lenguaje aporta se dice que la vida es el espacio en donde nos inventamos a nosotros mismos, considerando que somos quienes decidimos lo que queremos ser en la vida.

Todos gozamos de la libertad de participar en el diseño de nuestra forma de ser, por lo que nunca podremos ser igual a otro, lo más que podemos ser es algo cercano a otra persona, esto debido a los diversos condicionamientos que nos constituyen como sujetos: biológicos, físicos, emocionales, sentimentales, sociales, entre otros tantos.

Ejerciendo esa libertad de participar en el diseño de nuestra forma de ser, se considera que el ser humano es un espacio de posibilidad hacia su propia creación, aquello que lo posibilita es precisamente la capacidad generativa del lenguaje, los individuos tienen la capacidad de crearse a sí mismos a través del lenguaje y nadie es de una forma de ser determinada, dada e inmutable, que no permita infinitas modificaciones.

Con lo anterior el lenguaje no es el interés principal de la ontología que estamos manejando sino su interés son los seres humanos, independientemente de las influencias de la lingüística y la filosofía del lenguaje, su interés se mantiene en el ser humano.

Pero ¿Qué es ser humano? Ya se mencionó, es estar en un proceso constante de cambio, de inverntarnos y reinventarnos dentro de nuestra historia personal, es decir, este proceso de cambio nos lleva a darnos cuenta de que no sabemos lo que somos capaces de ser ni en qué podemos llegar a transformarnos. Shakespeare lo citaba: «Sabemos lo que somos, pero no sabemos lo que podríamos ser». Nuestro ser es indeterminado, es un espacio abierto apuntando hacia el futuro, hacia lo que podremos llegar a ser.

que-hago

En conclusión, una comprensión de nosotros desde la ontología, entiéndase “ontología” como la ciencia que estudia al ser, nunca nos dará una respuesta concreta a la pregunta de lo que significa ser humano. Ya varios autores ha declarado que los seres humanos somos quienes habitamos en el lenguaje, es a éste al que debemo acudir para tener un acercamiento a lo que significa “ser humano“.

Para comprender a los seres humanos a parte de concentrarnos en su “ser” debemos ampliar la visión a lo que no son, hacia la manera en que se busca trascender (Heráclito, Nietzsche). Estamos como dijo Heráclito: “todo fluye, nada permanece“, todo está en constante cambio.

Cfr. Rafael Echeverría, Ontología del Lenguaje

Please follow and like us:

¿Te gustó mi sitio? Por favor ¡Compártelo!