¡¡TU DÍA ES HOY!!

DECÍDETE A DAR EL PASO

Agradecimiento

Ser agradecido es un don que todos tenemos pero, en muchas ocasiones, no lo hacemos vida de manera sencilla o se complica por dejarnos llevar por las prisas de la rutina o lo vemos tan normal que nos olvidamos de serlo y hacerlo.

Ser agradecido por iniciar o terminar un día más de vida, porque llegó algo que deseábamos, porque salimos de un problema e incluso por tener problemas, por cualquier otro motivo es algo complicado. Cada instante, cada situación es una nueva oportunidad que nos pone a prueba para poder ser fortalecidos en el espíritu o el alma, para poder madurar y/o para poder sortear una situación similar de la mejor manera siendo agradecidos por el aprendizaje que estamos obteniendo.

En una ocasión, cuando fui a consultar al médico por motivo de la diabetes, me preguntaba ¿Cómo ves a la diabetes? ¿Cómo la consideras: como un regalo, como una desdicha, como una sentencia? Me quedé en silencio y sin saber qué responder, la verdad no me esperaba esa cuestión. De regreso a casa pensaba qué clase de pregunta me hizo, no tiene sentido, iba molesto y enojado. Sin embargo, después de unos minutos caí en la reflexión acerca de la enfermedad para responder esa pregunta, a la cual me fue difícil hacerlo pero la aceptaba como un regalo, debido a que a partir de ese momento debería hacer cambios en la vida.

Consecuencia de la reflexión y respuesta a la pregunta realizada por el médico acerca de la diabetes, trabajé en darle un sentido positivo a la misma enfermedad, aun en la adversidad de haber confirmado la enfermedad, y a su vez agradecer la oportunidad de tomar conciencia al respecto de lo que ella implicaba. Agradecer en la adversidad no es fácil, sientes que los días ya están contados, vives la angustia, el miedo, la desesperanza, entre otras tantas emociones; pero sí puede hacer la diferencia en la vida de cada instante que tienes en el presente, ya que se puede tomar medidas adecuadas para empezar a controlarla y sacarle el mejor provecho.

Aún hoy en día, hay días en los que tengo mis momentos de debilidad, soy un hombre perfecto ni superhéroe, son tan común como cualquiera en donde florece el enojo, la desesperación, los reclamos, entre otros estados de ánimo, aun así sigo ejercitándome el ser agradecido porque eso me hace ver las enfermedades desde un punto de vista más positivo y buscar maneras alternativas que ayuden a tenerla con un mejor control para poder disfrutar de la vida a cada segundo. Ya no la veo como sentencia ni como algo negativo sino como la oportunidad de vivir cada día e instante desde el agradecimiento por tanto aprendizaje que estoy adquiriendo a pesar de las debilidades que poseo.

Cuando llegue el dia que tenga que trascender poder decir, citando un fragmento de la canción en español de “My way” que dice en la versión de Raphael: Viví la inmensidad, sin conocer jamás fronteras, jugué sin descansar y a mi manera.

“Agradecer por cualquier situación en la vida cambia la perspectiva que lleva a aprovechar cada instante de la mejor manera: Vivir la vida aun en la adversidad”.

 

Please follow and like us:

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Te gustó mi sitio? Por favor ¡Compártelo!