¡¡TU DÍA ES HOY!!

DECÍDETE A DAR EL PASO

¿Violencia?

En la mayoría de las ocasiones no se justifica que se ejerza violencia en contra de cualquier ser vivo o la naturaleza, es algo que atenta contra la dignidad de las personas, de la vida misma o del equilibrio de nuestro entorno.

Ejercer la violencia es romper relaciones interpersonales de comunicación, confianza y apoyo que se tienen establecidas entre dos o más personas, es decirle a la otra parte de la relación que no tiene ningún derecho a ser libre, a manifestar su manera de ser y pensar (política o religiosa), y mucho menos a ejercer su libre albedrío. En este caso, se ejerce con conciencia plena de demostrar quien tiene el dominio y quien es el sometido a la autoridad.

La violencia hoy en día la definen en varias clases, según sea cómo se ejerce, entre otras que pudieran estar citadas, están:

  • Física. Cuando se agrede de manera corporal a la persona, dejándola con malestares o lesiones corporales ocasionadas por golpes, asaltos o atentados.
  • Moral. Cuando se tiende a etiquetar a la persona con actitudes que no son propias de ella y se le hace creer que no podrá salir adelante de cualquier situación, se les denigra o se les excluye.
  • Psicológica. Cuando se busca que la persona pierda de vista su propósito de vida y, sobre todo, su autoestima entre otros tantos valores y actitudes que posee. Se proyecta en ella las emociones que no se pueden controlar dentro de la misma persona que agrede.
  • Financiera. Se le restringe un bienestar basado en el manejo de la economía en cualquiera de los entornos, principalmente en los ingresos laborales y/o aplicados a lo que es el sustento del hogar. 
  • Educativa. Se ejerce cuando en vez de apoyar al alumno en su proceso de aprendizaje, se le exige que esté a nivel de los demás, sin tomar en cuenta las posibles dificultades que le impiden hacerlo, estas dificultades son Discapacidad, Problemas en el aprendizaje, Barreras para y en el aprendizaje, Falta de control emocional derivado del entorno familiar, entre otros tantos.  
  • Laboral. Cuando se ejerce presión sobre aquellos empleados que dan lo mejor de sí para evitar que se corrompan o, simplemente porque no se dejan llevar por la presión de grupo. En vez de presionar a los que no ejercen sus responsabilidades de manera y forma adecuada en lo que les corresponde hacer en lo laboral.

Lo anterior está relacionado en cuanto a las personas, pero en cuanto a la violencia contra la naturaleza, vemos con frecuencia como la naturaleza es agredida por el ser humano, de manera que no respeta lo que puede ser en un futuro algo mejor para el entorno. No se tiene el respeto por ella, haciendo algunas de tantas acciones que a continuación se enlistan:

  • Exceso de basura. No se tiene conciencia que si no controlamos el consumo de materiales inorgánicos estamos afectando nuestros entornos naturales.
  • Falta de cultura de limpieza. No hacerse responsable de no tirar basura en cualquier lugar que no sea el adecuado, tirarla en donde sea sin respetar las indicaciones de las autoridades.
  • Desforestando. Autoridades que otorgan permisos para la construcción en áreas verdes que son importantes para la oxigenación de las ciudades, todo por “el progreso de la sociedad” o construyendo en áreas que no son las más favorables en tiempos de lluvias abundantes.
  • Contaminación y desperdicio del agua. Falta de conciencia acerca de que el agua es un recurso no renovable, ya que tarde que temprano se acabará el agua potable y sus fuentes se agotarán.
  • Falta de contaminación ambiental. Uso indiscriminado de medios de transporte en mañas condiciones cuando en ocasiones es posible no usarlo por hacer trayectos cortos que están al alcance de un buen momento de caminata o falta de control de contaminantes de las industrias que los producen.

Algunas acciones que se pueden realizar y que en muchas ocasiones se han mencionado por otros medios son:

  • ¡Basta! Tomar la decisión y acciones para iniciar un proceso de liberación de la violencia contra la propia persona.
  • Red de apoyo. Establecer una red de apoyo con la familia o los vecinos con señales adecuadas para iniciar una intervención, ya sea directa o indirecta mediante llamadas a números de servicios de emergencia.
  • Tomar acciones. No se cambiará a toda una sociedad pero si el entorno próximo mediante una cultura de conciencia por la naturaleza.
  • Solicitar ayuda. Asistir a instituciones especializadas en ayuda o protección de la familia, la mujer, el hombre y de los menores de edad, asumiendo los procesos propuestos.
  • Acrecentar el autoestima. Ser capaz de buscar tu felicidad y libertad, solicita apoyo especializado en lo legal, psicológico y espiritual.

En pocas palabras, la violencia no está en lo demás, es generada por quien en su ser interior no tiene control y se escuda bajo las propuestas del machismo, feminismo y libertinaje como otras tantas, ocasionando que sean los extremos de muchas situaciones que se dan, muchas veces son los orígenes de la violencia, donde se hace ejercer e imponer su autoridad o puntos de vista sin tener en cuenta el bien común o el bien de los entornos donde se desenvuelve la sociedad. La manera más fácil de justificar las agresiones o violencias es evadir la responsabilidad de las propias acciones.

“Recuerda que el origen de las emociones está en el propio ser interior, nadie es responsable de las emociones que se manifiestan a través de las acciones que se realizan, solo la persona que las manifiesta es responsable de las emociones”.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Te gustó mi sitio? Por favor ¡Compártelo!